Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales
Entrar
Usted está aquí: Inicio PGSE EN EL MUNDO Camerún Marta Faus

Marta Faus

En una escuela de agrotecnología en Bamenda, Marta tiene como objetivo enseñar a la población a sacar un mayor rendimiento a sus animales, aprovechando los recursos de los que disponen. Esta escuela la lleva una asociación de escolapios llamada Itaka.

 

Marta Faus Cortés

Me llamo Marta Faus Cortés y nací el 2 de febrero de 1989, en Valencia. Dado que mi padre es biólogo, he crecido siempre rodeada de animales y me han inculcado, desde bien pequeñita, el amor por los animales y por la naturaleza.

Cuando finalicé mis estudios de secundaria en el Colegio Alemán de Valencia, tenía clarísimo que quería dedicarme a los animales y me trasladé a Zaragoza para estudiar veterinaria. Allí he pasado estos últimos 5 años rodeada de gente procedente de zonas muy distintas de España, pero que también ama los animales por encima de todas las cosas. Además, en la facultad hay una asociación de animales salvajes, llamada AVAFES, con la que he participado durante toda mi trayectoria universitaria.

Pero el cambio definitivo vino este último curso. Me enteré de que había unas becas de cooperación internacional y no me lo pensé dos veces, sobre todo cuando vi que existían un par de convenios en África. Es un continente que me apasiona y que me transmite muchas sensaciones. Sus paisajes, su fauna, sus recursos y la gran injkusticia de que sea el continente olvidado.

De modo que me apunté a un curso de cooperación, en el que he podido comprender la realidad de muchos países en vías de desarrollo. Esto ha hecho que cambie definitivamente mi forma de ver la vida. No me puedo quedar de brazos cruzados, y por eso he emprendido esta aventura. Me concedieron la beca de cooperación y voy a estar dos meses en Bamenda, en una escuela agrotecnológica echando una mano en las granjas. El objetivo es enseñar a la población a sacar un mayor rendimiento a sus animales, aprovechando los recursos de los que disponen. Esta escuela la lleva una asociación de escolapios llamada Itaka, y me han hablado muy bien de ellos.

Por otro lado, puesto que los animales salvajes siempre han sido mi pasión, encontré por internet el Limbe Wildlife Centre, que es una reserva de primates. Cuando ya tenía todo más o menos zanjado para participar allí como voluntaria, encontré un artículo sobre Violeta Machuca en una revista y lo interpreté como una señal.

Rápidamente me puse a buscarla y así fue como fui a parar a Proyecto Gran Simio. De momento, mi mayor ilusión es poder colaborar en los estudios que está llevando a cabo en el centro Violeta. Me gustaría poder investigar sobre enfermedades transmisibles de los animales a los seres humanos, pues son cada vez mayores, tanto en difusión como en variedad. Además, este tipo de proyectos fomentan trabajo y, en definitiva, sostenibilidad en la región en la que se realizan.

Así comoenza mi aventura. Como diría un buen amigo, Hakuna Matata.


 

Llevo en Camerún sólo un mes y parece que lleve ya un año! La experiencia de momento está resultando muy apasionante. Desde que llegué, la gente me acogió aquí con mucho cariño; me siento como en casa. Debo admitir que la amabilidad de la gente y sus sonrisas cada día y ante cualquier situación, es lo que más me apasiona de Camerún. Eso no me lo esperaba, la verdad.

Vivo en Bamenda, en la región Noroeste del país. Es una ciudad pequeña y se encuentra en un valle entre montañas. Aquí el horario de la jornada es muy distinto a España, y antes de las 7 de la mañana ya está todo el mundo en la calle. Hay diversos mercados a lo largo de la ciudad, y lo que más me gusta es la gran variedad de fruta tropical que puedes encontrar. En cuanto a la carne, lo más sorprendente para mí fue conocer la producción de “canerat” o rata de caña, que es un roedor de la familia de los puercoespines. Se conoce poco de él y se está empezando a domesticar para su producción en granjas.

Trabajo en Menteh, a las afueras de la cuidad, en el Nazaret Centre. Es una granja-escuela en la que se forman técnicos de granja tanto a nivel de formación profesional como a un nivel superior. En nuestra granja, contamos ahora mismo con “canerats”, conejos, pollos y tres cabras. Y dado que la plantación cuenta con un par de hectáreas, aquí plantamos todo tipo de vegetales y realizamos rotación de pastos para aprovechar los nutrientes del suelo.
Para mí está resultando muy enriquecedor este tipo de trabajo, pues nunca había trabajado en granja, y lo poco que conocía era totalmente diferente a esto. Aquí no se utilizan máquinas para nada, y el uso de productos químicos es bastante limitado. Es un trabajo duro, pero muy gratificante. De hecho, desde que llegué, estoy trabajando casi más en el huerto que en los animales. El trabajo con éstos también resulta algo complicado, pues no cuento con métodos de diagnóstico y la variedad de medicamentos de los que dispongo es bastante limitada. De todos modos, mi trabajo consta principalmente en dar mi punto de vista en cuanto a la prevención de enfermedades de todo tipo, tanto de infecciones como enfermedades causadas por un mal manejo de los animales.

Pero sin lugar a dudas, creo que mi mayor labor aquí es simplemente “estar”. Me refiero, el conversar con la gente, visitar sus casas, sus familias, comer con ellos y, en definitiva, mezclarte con la población es lo más gratificante, tanto para ellos como para mí. Pienso que compartir nuestras culturas es una pieza clave en el engranaje de la cooperación al desarrollo. Es una labor más complicada de lo que parece, porque nuestras culturas son muy diferentes y muchas veces ves y oyes cosas que no te gustan, o que pueden indignarte. Pero aprender a escuchar, respetar, y sobre todo, a tener paciencia, es lo esencial en el primer contacto en cooperación internacional.

PGS Alemania

PGS Alemania

PGS Brasil

GAP/PGS - Brasil

PGS - CHILE
PGS Chile

PGS Costa de Marfil

PGS Côte d'Ivoire

PGS México

PGS México

GAP Uruguay
PGS Uruguay

Boletín novedades

Gabinete de prensa

GABINETE DE PRENSA

Evolución cráneos

PARENTESCO CERCANO

Reflexiones de un primate

 

Grandes Simios, Patrimonio de la Humanidad

Informe 2016

INFORME GRANDES SIMIOS

Fundación Medioambiental

Alnilam

Fundación Phi


null


null

Jeff McCurry

Fotógrafo de Naturaleza

Okologie

Proyecto Gran Simio - España