Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales
Entrar
Usted está aquí: Inicio NOTICIAS Últimas noticias PROYECTO GRAN SIMIO PARTICIPA EN LA MARCHA MUNDIAL POR EL CLIMA Y FIRMA DOS MANIFIESTOS QUE HAN SIDO ENTREGADOS EN LA CUMBRE DE PARIS.

PROYECTO GRAN SIMIO PARTICIPA EN LA MARCHA MUNDIAL POR EL CLIMA Y FIRMA DOS MANIFIESTOS QUE HAN SIDO ENTREGADOS EN LA CUMBRE DE PARIS.

01/diciembre/2015. En Paris se está debatiendo la última oportunidad que tiene el hombre de poder dar marcha atrás a las políticas invasivas contra los ecosistemas de nuestra Tierra. Todo indica a que va a ser una nueva cumbre sin lograr acuerdos vinculantes, rápidos y urgentes, para poder dar marcha atrás al cambio climático originado por el ser humano. El problema es el control de las multinacionales que con el apoyo de los gobiernos, arrasan los recursos y entorpecen cualquier puesta en práctica de energías 100% renovables y energías libres que existen y estan apartadas de la circulación por meros intereses comerciales.

Proyecto Gran Simio ha estado en la Marcha Mundial por el Clima el pasado 29 de noviembre y la impresión de participación ciudadana ha sido muy debil. Los políticos son responsabes de poner en práctica iniciativas que tengan como finalidad la protección de nuestro clima y de todos los ecosistemas de nuestro planeta. Pero si no les forzamos a ello, sus programas electorales serán muy pobres y las medidas que se adopten, si se adoptan, solo serán aquellas más populares y no medidas a largo plazo para evitar las graves consecuencias en que nos enfrentamos.

 

Y el problema no esta solo en el CO2, como nos quieren engañar, está en numerosos otros gases, miles de productos químicos, la deforestación de nuestros ecosistemas tropicales, el negocio del petroleo, la sobreexplotación de los recursos pesqueros e infinidad de otros problemas que de forma urgente y sin dilación se tienen que llevar a efecto de una manera veloz y sin negativas. Pero el poder económico impedirá tomar soluciones magistrales en nuestra sistema social y una vez más estamos ante una cumbre que solo está ocasionando un gasto de millones de euros, de 40.000 desplazamientos de políticos y funcionarios, de gastos sin medida y de firmas que posiblemente no lleguen a nada realizadas en mesas de madera de tropical.

Proyecto Gran Simio lleva denunciando más de una década la destrucción de las selvas tropicales y lo que ello implica en el cambio climático. Las selvas de Indonesia y de otros lugares de África y América, están siendo destruidas, quemadas para sustituirla por monocultivos de Palma de Aceite destinada principalmente para biocombustible. Algo que tampoco se quiere hablar en esta cumbre de París que además muchos países entre ellos Estados Unidos, Brasil o el conjunto de la Unión Europea, apuestan por ese biocombustible de sangre como una alternativa al petroleo, a costa de la destrucciín de cientos de especies y la desaparición de pueblos indígenas y de poblaciones de grandes simios.

Por ello, la iniciativa que hemops lanzado desde Proyecto Gran Simio hace unas tres semanas para que la UNESCO reconozcan a los grandes simios como Patrimonios Vivos de la Humanidad, va dirigida además para conservar su casa, sus bosques primarios y sus vecinos humanos con quienes conviven. Es una herramienta fundamental contra el cambio climático.

Proyecto Gran Simio se une a las dos declaraciones lanzadas por  el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales (WRM) y por OILWATCH, una Red de Resistencia a las actividades petroleras en los paises tropicales, que han sido llevadas a la Cumbre sobre el Clima.

Sus Manifiestos a continuación:

 

Pedro Pozas Terrados

Director Ejecutivo

 

Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España)

 

PROYECTO GRAN SIMIO PARTICIPA EN LA MARCHA MUNDIAL POR EL CLIMA Y FIRMA DOS MANIFIESTOS QUE HAN SIDO ENTREGADOS EN LA CUMBRE DE PARIS.

 

En Paris se está debatiendo la última oportunidad que tiene el hombre de poder dar marcha atrás a las políticas invasivas contra los ecosistemas de nuestra Tierra.  Todo indica a que va a ser una nueva cumbre sin lograr acuerdos vinculantes, rápidos y urgentes, para poder dar marcha atrás al cambio climático originado por el ser humano. El problema es el control de las multinacionales que con el apoyo de los gobiernos, arrasan los recursos y entorpecen cualquier puesta en práctica de energías 100% renovables y energías libres que existen y estan apartadas de la circulación por meros intereses comerciales.

 

Proyecto Gran Simio ha estado en la Marcha Mundial por el Clima el pasado 29 de noviembre y la impresión de participación ciudadana ha sido muy debil. Los políticos son responsabes de poner en práctica iniciativas que tengan como finalidad la protección de nuestro clima y de todos los ecosistemas de nuestro planeta. Pero si no les forzamos a ello, sus programas electorales serán muy pobres y las medidas que se adopten, si se adoptan, solo serán aquellas más populares y no medidas a largo plazo para evitar las graves consecuencias en que nos enfrentamos.

 

Y el problema no esta solo en el CO2, como nos quieren engañar, está en numerosos otros gases, miles de productos químicos, la deforestación de nuestros ecosistemas tropicales, el negocio del petroleo, la sobreexplotación de los recursos pesqueros e infinidad de otros problemas que de forma urgente y sin dilación se tienen que llevar a efecto de una manera veloz y sin negativas. Pero el poder económico impedirá tomar soluciones magistrales en nuestra sistema social y una vez más estamos ante una cumbre que solo está ocasionando un gasto de millones de euros, de 40.000 desplazamientos de políticos y funcionarios, de gastos sin medida y de firmas que posiblemente no lleguen a nada realizadas en mesas de madera de tropical.

Proyecto Gran Simio lleva denunciando más de una década la destrucción de las selvas tropicales y lo que ello implica en el cambio climático. Las selvas de Indonesia y de otros lugares de África y América, están siendo destruidas, quemadas para sustituirla por monocultivos de Palma de Aceite destinada principalmente para biocombustible. Algo que tampoco se quiere hablar en esta cumbre de París que además muchos países entre ellos Estados Unidos, Brasil o el conjunto de la Unión Europea, apuestan por ese biocombustible de sangre como una alternativa al petroleo, a costa de la destrucciín de cientos de especies y la desaparición de pueblos indígenas y de poblaciones de grandes simios.

Por ello, la iniciativa que hemops lanzado desde Proyecto Gran Simio hace unas tres semanas para que la UNESCO reconozcan a los grandes simios como Patrimonios Vivos de la Humanidad, va dirigida además para conservar su casa, sus bosques primarios y sus vecinos humanos con quienes conviven. Es una herramienta fundamental contra el cambio climático.

Proyecto Gran Simio se une a las dos declaraciones lanzadas por  el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales (WRM) y por OILWATCH, una Red de Resistencia a las actividades petroleras en los paises tropicales, que han sido llevadas a la Cumbre sobre el Clima.

Sus Manifiestos a continuación:

 

Pedro Pozas Terrados

Director Ejecutivo

Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España)

 

 

 

http://wrm.org.uy/es/acciones-y-campanas/declaracion-del-wrm-las-crisis-del-clima-y-de-los-bosques-no-se-resuelven-simplemente-con-juegos-de-numeros-y-falsas-soluciones/

http://www.oilwatchsudamerica.org/documentos/3-documentos/5035-2015-11-05-17-28-10.html

 

Declaración del WRM:
Las crisis del clima y de los bosques no se resuelven simplemente con juegos de números y falsas soluciones


Después de más de veinte conferencias sobre el clima de las Naciones Unidas  las negociaciones todavía se enfocan en cifras y números, como si la crisis climática se tratara sólo de eso. En lugar de dedicar el tiempo a las soluciones reales, tales como dejar los combustibles fósiles bajo tierra, los debates sobre el clima deliberadamente inventan mecanismos que permiten a las empresas seguir haciendo lo suyo como de costumbre. La deforestación ha sido aparentemente posicionada como tema central en las discusiones, como una de las principales causas del cambio climático. Pero los bosques son considerados como meros depósitos de carbono que deben ser conservados por el carbono que contienen, como si esto fuera a detener el cambio climático. Y a su vez, el problema de la deforestación también ha sido reducido a un mero debate de cifras y números.


De hecho, los números son una forma eficaz de reducir complejas crisis a cifras cuantificables, de distraer la atención apartándola de las verdaderas causas del problema. Tal es el caso de las “respuestas” intergubernamentales a la crisis de los bosques en las últimas décadas. Por ejemplo, la “gestión forestal sostenible” determina una cantidad supuestamente “sostenible” de madera que puede extraerse; el mecanismo REDD+ cuantifica y da un valor económico a la capacidad de los bosques para fijar y almacenar carbono; las propuestas de “deforestación neta cero” también se basan en cuantificar en cuántos años se puede alcanzar esta cifra - o cuánto bosque debe “restaurarse” en otro lugar para que el resultado sea “deforestación neta cero” aunque se siga deforestando.

Todas estas supuestas “soluciones” han beneficiado a una industria de empresas de consultoría, medición, seguimiento y cuantificación de los bosques, los árboles o las funciones del bosque. Pero no han logrado frenar el cambio climático o la deforestación. Fracasaron porque ninguna de esas “soluciones” aborda ni las causas directas ni las causas subyacentes del problema, tales como el actual modelo de producción y consumo capitalista en expansión o las relaciones de poder profundamente desiguales entre las empresas y las comunidades. Además, todas estas “soluciones” generan más problemas a las comunidades que dependen de los bosques:

 

·         “La gestión forestal sostenible” permite continuar con una actividad intrínsecamente destructiva como es el madereo, con la promesa de “mantener el bosque en pie”. El modelo de concesiones beneficia a las empresas madereras pero resulta destructivo para el bosque y es muy dañino para las comunidades para quienes el bosque constituye un medio de vida y sustento, especialmente para las mujeres. Y lo que es peor, el concepto, respaldado por números que indican que sólo se extraerá una “pequeña cantidad” de madera, también sirve como un “pasaporte” para que las empresas entren en nuevas zonas de bosque y supuestamente las conserven llevándose sólo “unos pocos” árboles.

·        

·         REDD+ ubica la principal causa de la deforestación en las prácticas de las comunidades que habitan los bosques, especialmente las prácticas utilizadas para la producción (de subsistencia) de alimentos, como lo revela un análisis sistemático de 24 proyectos REDD+ y los planes nacionales de diferentes países. Las comunidades que viven en zonas donde se implementan proyectos REDD+ son sometidas a restricciones en el uso del bosque que interfieren con sus formas de vida y sustento y refuerzan la idea de que un bosque bien conservado es un bosque sin gente.

·        

·         La idea más reciente, de “deforestación neta cero”, ha atraído a numerosas empresas agroindustriales que tienen un historial de destrucción de bosques y perjuicios a pueblos y comunidades que dependen de los bosques. Estas empresas, junto con otras grandes compañías de alimentos y ONGs internacionales conservacionistas, promueven la Declaración de Nueva York sobre los Bosques, que incluye el compromiso de poner fin a la deforestación “neta”, lo que significa que continuarán extrayendo madera si el daño puede “compensarse” en algún otro lugar. La Declaración fue firmada en 2014 en el marco de la cumbre de la Secretaría General de la ONU sobre el clima. Sin embargo, esta Declaración, afirmando que su objetivo es “Reducir, por lo menos, a la mitad la tasa de pérdida de bosques naturales a nivel mundial para el año 2020 y hacer esfuerzos para acabar con la pérdida de bosques naturales para el año 2030”, no dedica ni una sola palabra a lo que harán sus firmantes de la agroindustria para detener realmente la expansión de las plantaciones. Esta misma expansión continúa provocando la deforestación en formas directas e indirectas.


Por otra parte, la “deforestación neta cero” significa que la deforestación a gran escala puede continuar mientras sigan expandiéndose grandes plantaciones de monocultivos industriales de eucaliptos, acacias, pinos y otros árboles. Esto es por la absurda definición que hace la FAO del “bosque”, definiéndolo como cualquier conjunto de árboles, incluso transgénicos, de una cierta altura y densidad mínimas. Es así que las plantaciones industriales a gran escala de monocultivos de árboles son llamadas “bosques plantados”. La superficie cubierta por  plantaciones de árboles aumentó 50 millones de hectáreas en todo el mundo tan solo en la década 2000-2010, causando graves problemas a las comunidades locales. Sin embargo, para la FAO este aumento de las plantaciones industriales de árboles es una contribución a la reducción de la deforestación global, y concluye que la deforestación neta resulta menor de lo que es realmente porque que las plantaciones industriales de árboles abarcan más tierras.



En la “deforestación neta cero” quizá sólo estén a salvo los bosques con “alto valor de conservación” o los “bosques con alto valor de carbono”. Pero incluso esas zonas podrían ser destruidas sin causar ninguna “deforestación neta” si, por ejemplo, las empresas pueden adquirir “créditos de biodiversidad” para “compensar” los impactos destructivos de sus actividades sobre la biodiversidad mediante la protección de tierras en otros lugares con una biodiversidad de valor “equivalente”. Es así que la deforestación continúa, y se nos pide creer que ha sido “efectivamente compensada”.


Pero ninguna “compensación” puede compensar verdaderamente ya que cada zona, cada lugar, con sus propios pueblos y comunidades específicas, es único, no importa cuán impactantes puedan parecer las cifras, los números y los cálculos de especies “equivalentes” o de carbono.


Comentarios finales


Todo indica que las próximas negociaciones de las Naciones Unidas sobre el clima pondrán, una vez más, a los bosques en el centro del debate. Lamentablemente, las negociaciones se centrarán otra vez en cómo asegurar más beneficios a las empresas promoviendo falsas soluciones a la crisis, tales como REDD+ y nuevas versiones recientes basadas ​​en los mismos supuestos. Y una vez más, se tratará de números y cifras y no de abordar las causas reales de la crisis climática.


Nuestro llamamiento es a unirse, organizarse y movilizarse con los pueblos y comunidades del bosque, movimientos sociales y otros grupos y activistas, de manera de fortalecer nuestra presión para confrontar las verdaderas causas de la destrucción y la contaminación. Próximo a que las negociaciones de la ONU demuestren por 21a vez que los negociadores no son capaces de firmar un plan de acción que impida un desastre climático y social, debemos fortalecer nuestras luchas y nuestro análisis sobre lo que está causando esta crisis. ¡Unámonos y marchemos por el fortalecimiento de los movimientos y las numerosas experiencias que cuestionan cada día el modelo destructivo impulsado por las empresas!



Invitamos a los grupos que aún no han firmado, a sumarse al Llamado a la Acción elaborado en 2014 para la cumbre de las Naciones Unidas sobre el Clima celebrada en Lima. El Llamado muestra y denuncia los vínculos entre el modelo destructivo y las falsas soluciones a la crisis climática y la deforestación. Se pronuncia con un NO rotundo a esas falsas soluciones a la crisis del clima que implican compensaciones. Los invitamos a leer y sumarse al Llamado en: http://wrm.org.uy/es/acciones-y-campanas/para-rechazar-redd-y-las-industrias-extractivas-para-enfrentar-el-capitalismo-y-defender-la-vida-y-los-territorios/

Dejar los combustibles fósiles debajo de la Tierra: Una declaración por la salud de la Madre Tierra

Esta declaración será publicada en el marco de la COP21 para llamar la atención sobre la necesidad de mantener los combustibles fósiles bajo tierra, sin quemarlos, mientras respaldamos una transición justa hacía un futuro de energía limpia. La misma fue elaborada durante la Sesión Estratégica sobre Equidad Climática realizada en abril de 2015 en San Francisco, convocada por Amazon Watch y Sierra Club.

 

Nos hemos juntamos, reconociendo los derechos de la naturaleza y nuestra relación interdependiente y espiritual con la Madre Tierra.

 

Honramos el conocimiento espiritual y sagrado que los Pueblos Indígenas tienen con la Madre Tierra y su relación con ella. Respetamos su liderazgo en la restauración de una relación sagrada y saludable con el mundo natural.

 

Reconocemos que la extracción, transporte y consumo de combustibles fósiles ha causado un daño severo a la tierra, aire, agua, atmósfera y a todas las formas de vida, y es el mayor contribuyente al cambio climático y la extinción masiva. Estos daños son desproporcionadamente asumidos por gente que no se beneficia de los sistemas económicos y políticos que los ha causado? por gente que no tiene responsabilidad por la crisis y carece de recursos adecuados para adaptarse a un clima cambiante. Esto incluye comunidades directamente afectadas por la extracción y uso de combustibles fósiles y a comunidades al frente de la lucha al cambio climático.

 

Reconocemos que para evitar la exacerbación de la crisis climática y volver a tener una relación saludable con la Madre Tierra, la vasta mayoría de combustible fósiles del mundo tienen que mantenerse debajo de la tierra. Los gobiernos tienen que priorizar las necesidades de la gente y las comunidades por encima de las ganancias corporativas a través de acciones contundentes e inmediatas para acabar con la extracción decombustibles fósiles ya que el mundo natural no puede esperar más. Foros internacionales como la 21ra Conferencia de Partidos de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Paris brindan importantes oportunidades para que líderes mundiales fortalezcan la energía común por ambiciosos avances hacía dejar los combustibles fósiles debajo de la tierra.

 

Nos esforzamos por un mundo en cual todas las personas y nuestros gobiernos e instituciones:

  • Respeten los derechos de la naturaleza, de los pueblos indígenas, de las comunidades inmigrantes y comunidades forzadas a emigrar, de las mujeres, de las comunidades al frente de la lucha al cambio climático, y de las futuras generaciones, incluso el derecho internacionalmente reconocido de los pueblos indígenas al consentimiento previo, libre e informado, y su derecho a decir “no” a actividades extractivas en sus territorios tradicionales?
  • Reparen los daños causados por siglos de colonialismo, racismo, genocidio ambiental y economías extractivas?
  • Promuevan una economía basada en la interdependencia con y responsabilidad hacia la Madre Tierra que se mantenga dentro de los límites ecológicos? y que se redefina la riqueza fuera de la acumulación financiera hacia la suficiencia y el bienestar? y
  • Hacer una transición hacia energía democratizada, equitativa, limpia y 100% renovable.

Para lograr esta visión, exigimos:

  • El reconocimiento y apoyo pleno, ­ incluyendo financiamiento adecuado y directo ­ de los derechos de los pueblos indígenas, comunidades impactadas y al frente de la lucha al cambio climático, y su liderazgo y participación informado y eficaz en el desarrollo e implementación de esta visión?
  • Que se mantengan los combustibles fósiles debajo de la tierra poniendo fin a la nueva exploración y explotación para la protección de la Madre Tierra, manteniéndose en línea con el conocimiento indígena y los límites climáticos establecidos por la ciencia?
  • Poner fin inmediatamente al financiamiento público y todo tipo de subsidio de la exploración, explotación e infraestructura petrolera, y realizar la inversión de recursos necesarios para poner en marcha una transición justa a una economía limpia y renovable para todos, priorizando a las comunidades al frente de la lucha al cambio climático?
  • Poner fin al monopolio que tiene la industria petrolera con nuestros sistemas políticos y de gobernanza en todos los niveles para asegurar que las políticas energéticas sigan políticas climáticas basadas en la equidad y la ciencia para que los intereses reales de todos sean protegidos. Para empezar, se tiene que terminar la influencia indebida de la industria petrolera en el desarrollo de políticas internacionales y nacionales y no podemos permitir que la industria participe en las negociaciones climáticas internacionales?
  • Rechazo a las ‘soluciones falsas’ que perpetúan y justifican la extracción y el uso de los combustible fósiles, o que mantienen y crean nuevas amenazas a nuestro aire, agua, tierras, comunidades y clima?
  • Rechazo a todos los mecanismos basados en el mercado que aumentan la inequidad, violan derechos humanos, agilizan la destrucción de ecosistemas o permiten que los que contaminan eviten la eliminación de la contaminación en su fuente?
  • Provisión de suficiente apoyo financiero y de otro para asegurar que los individuos y comunidades más vulnerables al cambio climático de nuestra Madre Tierra puedan adaptarse?
  • Desinversión de actividades que apoyen la extracción continua de combustibles fósiles y la opresión de pueblos indígenas y comunidades al frente de la lucha al cambio climático, y fomentar la inversión en actividades que empoderen a las comunidades para tomar el control de su futuro energético y
  • Una transición inmediata a un futuro energético descentralizado y democratizado, iluminado por fuentes energéticas 100% renovables y sostenibles y las energías libres prácticamente gratuitas que pueden desarrollarse con  la tecnología actual.

OILWATCH

http://www.oilwatchsudamerica.org/

 

Proyecto Gran Simio.

Proyecto Teco

PROYECTO TECO

Lilungu.jpg

PROYECTO LILUNGU

Proyecto Cetáceo Libre

washoe2.jpg

AMIGOS DE WASHOE

Entrar


¿Ha olvidado su contraseña?

PGS Alemania

PGS Alemania

PGS Brasil

GAP/PGS - Brasil

PGS - CHILE
PGS Chile

PGS Costa de Marfil

PGS Côte d'Ivoire

PGS México

PGS México

GAP Uruguay
PGS Uruguay

Boletín novedades

Gabinete de prensa

GABINETE DE PRENSA

Evolución cráneos

PARENTESCO CERCANO

Reflexiones de un primate

 

Grandes Simios, Patrimonio de la Humanidad

Informe 2016

INFORME GRANDES SIMIOS

Fundación Medioambiental

Alnilam

Fundación Phi


null


null

Jeff McCurry

Fotógrafo de Naturaleza

Okologie

Proyecto Gran Simio - España