Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales
Entrar
Usted está aquí: Inicio ¿QUE ES EL PGS? Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

Las respuestas que aquí se dan, tratan de resolver algunas de las dudas que plantean quienes quieren saber de nuestra organización. Dada la complejidad de aplicar nuestros principios a los grandes simios, estas respuestas no deben ser consideradas como definitivas. Le damos la bienvenida a la discusión y al debate; tanto si es seguidor del GAP/PGS como si no. Nos encantará recibir preguntas, comentarios y críticas, aunque la presión del trabajo nos impida responder con la rapidez necesaria.

Sección 1: Sobre el Proyecto Gran Simio.

1.1 ¿Que es el Proyecto Gran Simio?
1.2 ¿Que es la Declaración de los Grandes Simios?
1.3 ¿Como puedo adherirme a la Declaración de los Grandes Simios?
1.4 ¿Como estamos organizados a nivel internacional y nacional?

Sección 2: Los Grandes Simios.

2.1 ¿Quienes son?
2.2 ¿Donde viven?
2.3 ¿Como son?

Sección 3: Principios y Políticas.

3.1 ¿Que es la 'Comunidad de Iguales'?
3.2 ¿Cual es la postura del Proyecto Gran Simio sobre los santuarios para los homínidos no humanos (HNH)?
3.3 ¿Cual es la postura del Proyecto Gran Simio sobre que los zoos tengan cautivos HNH?
3.4 ¿Pondría el PGS alguna restricción a la reproducción de HNH en los santuarios?
3.5 ¿Se vigilaría a los HNH en estado salvaje para evitar que se dañen unos a otros?
3.6 ¿Como concibe el PGS los "territorios protegidos" mencionados en la Declaración?
3.7 ¿Apoya el PGS la reintroducción de HNH en sus hábitats naturales?
3.8 ¿Cual es la actitud del PGS frente a la enseñanza de habilidades del lenguaje humano a los HNH?
3.9 ¿Cual es la postura del Proyecto respecto a la utilización de HNH en publicidad?
3.10 ¿Como se deberían defender los intereses individuales de los HNH?
3.11 ¿No es una contradicción reclamar 'derechos humanos' para los homínidos no humanos?
3.12 ¿No deberíamos intentar primero que los derechos de todos los humanos sean respetados?
3.13 ¿Como pueden ser 'personas' los otros homínidos?

Sección 4: Objeciones.

4.1 ¿No estamos siendo especistas en favor de cinco especies en vez de serlo de una?
4.2 ¿Derechos sin responsabilidades?
4.3 ¡Los estáis antropomorfizando!
4.4 ¡Garantizar los derechos de los homínidos no humanos degrada a los humanos!
4.5 ¿De que sirven estos  debates intelectuales si gorilas, chimpancés, bonobos y orangutanes están siendo asesinados todos los días?
4.6 ¿Que tienen que ver las habilidades intelectuales y del lenguaje con las consideraciones morales?
4.7 ¿Que importancia tiene el parecido entre primates humanos y no humanos?

Sección 5: Información adicional.

5.1 ¿Quien apoya la Declaración de los Grandes Simios?
5.2 ¿Quien se opone al Proyecto y porqué?

Sección 6. Apoyo al Proyecto Gran Simio.

6.1 Quiero ayudar
6.2 ¿Como puedo saber más?
6.3 ¿Donde puedo contactar con el Proyecto Gran Simio?

 

Sección 1: Sobre el Proyecto Gran Simio

1.1 ¿Que es el Proyecto Gran Simio?

El Proyecto Gran Simio es una idea, un libro y una organización.

  • La idea es radical pero simple: incluir los primates no humanos dentro de la comunidad de iguales, garantizándoles la protección moral y legal básicas de la que solo los seres humanos gozan.
  • El libro, es un trabajo colectivo de un grupo de científicos e intelectuales, en el que exponen variados argumentos contra la irracional negación de derechos fundamentales, a seres que no son miembros de nuestra propia especie; pero que evidentemente poseen muchas características que consideramos moralmente importantes.
  • La organización es un grupo internacional recientemente establecido, fundado para trabajar por la supresión del carácter de 'propiedad' que ahora tienen los homínidos no humanos y por su inclusión inmediata en la categoría de personas.

Hemos realizado una Declaración de los Grandes Simios con miles de personas que ya han firmado, manifestando su apoyo. Por favor, considérelo también usted.

Nos proponemos conseguir un cambio político que establezca el derecho legal a la vida, la protección de la libertad individual y la liberación de la tortura para los grandes simios no humanos. Nuestro objetivo a largo plazo es conseguir una Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Grandes Simios. Cuando lo logremos, abogaremos por el establecimiento de territorios vigilados para que los chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes puedan continuar viviendo libres y a su manera.

Inicio

 

1.2 ¿Que es la Declaración de los Grandes Simios?

coversp.gifDECLARACIÓN DE LOS GRANDES SIMIOS

Exigimos la extensión de la comunidad de iguales a todos los homínidos: seres humanos, bonobos, chimpancés, gorilas y orangutanes.

La comunidad de iguales es la comunidad moral en la que aceptamos la existencia de ciertos principios morales y derechos básicos que gobiernan nuestras relaciones con los demás miembros y que pueden hacerse cumplir por ley. Estos principios y derechos son los siguientes:

I. Derecho a la Vida.

La vida de los miembros de la comunidad de iguales debe ser protegida. No se puede matar a los miembros de la comunidad de iguales excepto en circunstancias estrictamente definidas, como la legítima defensa.

II. Protección a la Libertad Individual.

No se puede, arbitrariamente, privar de libertad a los miembros de la comunidad de iguales. En el caso de que fuesen encarcelados sin el debido proceso legal, tiene derecho a la excarcelación inmediata. La detención de aquellos que no han sido inculpados de haber cometido crimen alguno, o de aquellos que no sean criminalmente responsables, sólo será permitida en caso de que se demuestre que es por su propio bien. Lo mismo es válido cuando sea necesario para proteger al público de ese miembro de la comunidad que podría ser claramente un peligro para otros si permaneciese en libertad. En todo caso, los miembros de la comunidad de iguales deben tener derecho a apelar a un tribunal judicial, bien sea directamente, o en caso de incapacidad, a través de un abogado.

III. Prohibición de la Tortura

El infligir deliberadamente dolor a un miembro de la comunidad de iguales, tanto si es de forma injustificada como en el supuesto de ocasionar beneficios a los demás es considerada como tortura y es inadmisible.

Inicio

 

1.3 ¿Como puedo adherirme a la Declaración de los Grandes Primates?

Ve a la página PGS-Global. Allí encontrarás la dirección del GAP/PGS más cercano. Ponte en contacto con nosotros y te haremos llegar una Declaración.

También la puedes firmar "on line" en la WEB del GAP-Internacional; en www.greatapeproject.org.

Si ya la tienes en papel, firmarla y mándanosla a la dirección del GAP/PGS más cercano.

Inicio

 

1.4 ¿Como estamos organizados nacional e internacionalmente?

gap.gifEl Consejo del Proyecto Gran Simio-Internacional es el responsable de la coordinación del Proyecto en todo el mundo. El Proyecto tiene ya miles de seguidores por todo el globo.

Inicio

 

Sección 2: Los Grandes Simios.

2.1 ¿Quienes son los grandes simios?

Hasta hace poco, la ciencia occidental conocía relativamente poco sobre nuestros iguales los grandes simios. Por ejemplo, no fue hasta los años 60 cuando se reconoció el uso de una herramienta como rasgo común de sus vidas en estado silvestre.

Ahora sabemos que todos los miembros de la familia de los homínidos -los chimpancés (pan troglodytes), el bonobo (pan paniscus), el gorila (gorilla gorilla), el orangután (pongo pygmaeus), y el human (homo sapiens) - son inteligentes, tienen conciencia de sí mismos, son emocionalmente complejos y establecen fuertes lazos sociales y familiares.

Estudios llevados a cabo con homínidos no humanos en cautividad, la mayoría en Norte América, han demostrado que son capaces de aprender varios componentes de los sistemas de comunicación humanos. Han demostrado comprender un extenso vocabulario de signos, símbolos e inglés hablado. Además son capaces de componer frases simples, inventar palabras, expresar deseos y sentimientos, hacer bromas e incluso mentir.

Resulta irónico que los humanos sólo empecemos a reconocer y apreciar las capacidades de los otros homínidos cuando ellos aprenden elementos del lenguaje humano.

Más detalles

Los otros homínidos son miembros de cuatro especies (información taxonómica básica y gráfico de relaciones puede encontrarse en Byrne, 1995, 17-27):

Las primeras tres especies, junto con los humanos, formamos el grupo de los "grandes simios africanos" (Byrne, 1995, 21); y estas cuatro especies, junto con los orangutanes, formamos el grupo taxonómico de los "Homínidos" (Hominidae); este, a su vez, es parte de un grupo taxonómico mucho mayor formado por unas 180 especies conocido como "Primates". Este grupo también incluye las dos superfamilias (Ceboidea) y (Cercopithecoidea).

El término "mono" se emplea ocasionalmente para los miembros de las superfamilias Ceboidea y Cercopithecoidea que pueden identificarse fácilmente porque tienen colas.

Inicio

 

2.2 ¿Donde viven?

Los Pan troglodytes troglodytes se encuentran en Guinea, Sierra Leona y otros países del África Occidental. En Camerún, Gabón, Congo y países cercanos vive el chimpancé "enmascarado" (Pan troglodytes verus). En el Congo, Uganda y Tanzania está el chimpancé "de pelo largo" Pan troglodytes schweinfurthii y tiene la población más grande.

El Pan paniscus habita al norte del río Congo.

El Pongo pygmaeus pygmaeus vive al norte de Borneo (Sabah) y en el sur de Borneo (Kalimantan). El Pongo pygmaeus abelii vive en Sumatra.

El Gorilla gorilla gorilla vive en Nigeria, Camerún, Gabón, Congo, y en la República Centro Africana. El Gorilla gorilla graueri vive al este del Congo (antes Zaire). El Gorilla gorilla beringei vive en los bosques húmedos de Ruanda, Uganda y República del Congo.

Inicio

 

2.3 ¿Como son?

Nuestro conocimiento acerca de los otros grandes primates, es aún relativamente limitado, pues la mayoría de información se empezó a adquirir en las últimas tres décadas. Cada gran primate tiene una personalidad única y su propia biografía individual. Son muy inteligentes, conscientes de sí mismos y con vínculos familiares que duran toda la vida - su esperanza de vida es de unos 60 años - . Pasan por un largo período de dependencia, en la infancia; y el aprendizaje juega un papel muy importante en la adquisición del comportamiento adulto. Tienen estructuras sociales complejas. Usan sus mentes activamente ya que continuamente han de tomar decisiones: con quien viajar hoy, que comer, donde ir. Hay ejemplos del uso y fabricación de herramientas en estado salvaje; actividades que en un tiempo fueron consideradas como exclusivas de los humanos y que nos diferenciaban del resto del reino animal. Además, se han observado muestras de sentido de cooperación y verdadero altruismo, en su vida salvaje.

En la obra "Chimpancés - Bridging the Gap" (Chimpancés - tendiendo un puente en la brecha-), en su contribución al Proyecto Gran Simio, Jane Goodall, relata la siguiente historia acerca de un chimpancé llamado "Old Man" (Viejo Hombre):

"Fue rescatado de un laboratorio cuando tenía unos doce años y enviado al Lion Country Safaris de Florida. Allí fue dejado con tres hembras, en una isla artificial. Los cuatro habían sido maltratados. Un joven llamado Marc Cusano, era el encargado de cuidarlos. Le advirtieron que no se acercara mucho a ellos ya que los chimpancés odiaban a la gente y eran violentos. Debía tirarles la comida a la isla desde un pequeño bote. Con el paso del tiempo, Marc se fascinó con la conducta tan parecida a la humana que tenían los chimpancés. ¿Como podía cuidarlos si no tenía ningún tipo de relación con ellos?, así que cada vez fue acercándose más y más. Un día ofreció una banana a Old Man, y la cogió de sus manos. Unas semanas más tarde Marc se atrevió a desembarcar en la isla y, en una experiencia inolvidable, Old Man se puso a asearle. Ambos se hicieron amigos. Un tiempo más tarde, cuando Marc estaba limpiando la isla, resbaló, cayó y asustó a una de las crías que habían nacido hacia poco de una de las hembras. La cría gritó y la madre, instintivamente, salió en su defensa mordiendo en el cuello a Marc. Las otras dos hembras corrieron a ayudar a su amiga; una le mordió la muñeca y la otra una pierna. En ese momento Old Man vino corriendo y Marc pensó que aquello era el final, pero Old Man separó a las hembras y las ahuyentó, manteniéndolas apartadas mientras Marc, malherido, se ponía a salvo".

Inicio

 

Sección 3: Principios y Políticas

3.1 ¿Que es la 'Comunidad de Iguales'

La Declaración de los Grandes Simios dice: "Pedimos la extensión de la comunidad de iguales para que incluya a todos los grandes simios: seres humanos, chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes: La comunidad de iguales es la comunidad moral dentro de la cual aceptamos los principios básicos o derechos que gobiernan nuestras relaciones con los demás y están protegidos por las leyes. Estos principios o derechos son los siguientes: el derecho a la vida, el derecho a vivir en libertad y el derecho a no ser torturado".

Al principio, cuando la gente oye el término "comunidad de iguales", muchas veces piensa que "igual" significa "lo mismo", o que los miembros de la comunidad de iguales deben ser tratados de la misma manera. Esto no es cierto para los humanos y tampoco para los otros grandes simios. Por ejemplo, considerando la psicología humana y la fuerza de sus brazos, sería absurdo insistir en que los humanos debemos tener la oportunidad de vivir en los árboles. Sin embargo, para los orangutanes, con su gran fortaleza y agilidad cuando no tocan el suelo y su preferencia por vivir en los árboles, la petición tiene un sentido considerable.

Cuando incluimos a nuestros compañeros homínidos en la comunidad de iguales, afirmamos que son nuestros iguales moralmente, en áreas tan básicas como el derecho a la vida, la protección de la libertad y la prohibición de la tortura. Por lo tanto, estamos desafiando directamente el supuesto derecho del hombre a ser dominante.

Peter Singer ha dicho:

"Consideramos a los niños pequeños como miembros de la comunidad de iguales, aun que no les concedemos el derecho al voto, ya que ello no tendría sentido. Por lo tanto, cuando hablamos de ampliar la comunidad de iguales para incluir a todos los grandes simios, queremos decir que han de tener los mismos derechos fundamentales que los humanos ya tienen."

"Ciertamente, esto no significa que deban tener el mismo trato. Creo que eso no tendría sentido y nosotros tampoco dispensamos el mismo tratamiento a todos los humanos. Nosotros tratamos a los niños de una forma diferente, al igual que a las personas discapacitadas, las cuales necesitan también ser tratadas de forma diferente, esto es realmente actuar desde una consideración equitativa acorde con los derechos fundamentales que tienen." (extraído del boletín Brute Sense (Inteligencia Bruta), del Canal 4 de la televisión del Reino Unido, 1995).

Las diferentes especies de orangutanes, gorilas, bonobos y chimpancés son vistas como individuos que pueden beneficiarse de tener sus vidas y libertades protegidas. El Proyecto Gran Simio está luchando para que los derechos e intereses de los seres humanos tengan prioridad sobre los de los otros grandes simios. Creemos inaceptable que los grandes simios no humanos sean tratados como seres subordinados a los humanos, usados para nuestros intereses y considerados como una propiedad.

Una implicación directa de la extensión de la comunidad moral de iguales, es que los gorilas, orangutanes, bonobos y chimpancés han de ser tratados como individuos con sus propias vidas, mentes, emociones, relaciones, necesidades y deseos; y que, al igual que ocurre con los diferentes seres humanos, con sus diferentes maneras de proceder. Todas estas cualidades merecen y exigen respeto.

Inicio

 

3.2 ¿Cual es la postura del Proyecto Gran Simio sobre los santuarios para los homínidos no humanos (HNH)?

El Proyecto Gran Simio define a los "santuarios" como una institución donde las necesidades, intereses y derechos de los primates son lo primero, y donde se proporcionan las condiciones, financiación y recursos necesarios para satisfacer estas necesidades, intereses y derechos.

Sin embargo, donde aún sea posible, debe permitirse que los primates libres continúen en sus hábitats naturales sin ser molestados. Por desgracia, muchos primates no pueden hacerlo, ya sea porque sus hábitats naturales han sido destruidos, o por que a consecuencia de su larga cautividad, han perdido o nunca han llegado a desarrollar, la capacidad de vivir en libertad y quizás no puedan ser nunca resocializados. Para estos individuos, un santuario podría ser la mejor vía para el respeto de sus derechos básicos. Una vez más, es el interés del individuo concreto el que debe tenerse en cuenta.

Inicio

 

3.3 ¿Cual es la postura del PGS sobre que los zoos tengan cautivos HNH?

Nosotros nos oponemos al mantenimiento de los primates en situaciones destinadas al beneficio de los seres humanos que los observan (zoos). Siempre que sea posible, los primates deberían ser puestos en libertad en hábitats donde puedan vivir libremente. Cuando esto no sea posible, aceptamos como una medida provisional, la creación de santuarios para ellos. Viviendo en éstos santuarios han de tener la oportunidad de separarse de los humanos si quieren, y los humanos que los visiten han de ser educados en el respeto de sus decisiones.

Aceptamos que, por las razones expuestas, o porque padezcan una enfermedad contagiosa, haya ciertos individuos que nunca puedan vivir en libertad o en un grupo. En éstos casos se les proveerá de un espacio y comodidades, evitando que tengan contacto físico con otros de su especie, o con humanos, de la mejor forma posible y según sus necesidades e intereses individuales.

Pueden nombrarse protectores para proteger los intereses de los HNH que vivan en santuarios o en otros entornos controlados por humanos. En casos concretos, se podrían aprobar limitaciones de fertilidad, para que no tengan que vivir en condiciones inaceptables de forma indefinida. Se decidirá en cada caso, si lo mejor para un individuo es enviarlo a un santuario o que se quede donde esté. A la hora de tomar la decisión se tendrá en cuenta consideraciones tales como la disponibilidad de un alojamiento, el estrés creado por la presencia humana y los lazos afectivos existentes con sus cuidadores.

En los excepcionales casos en los que deban permanecer en los zoos, se priorizarán los intereses de los HNH a los del público. Y si voluntariamente desean ponerse a la vista del público, deberá indicarse claramente que son la última generación de grandes primates cautivos en un zoo.

Inicio

 

3.4 ¿Pondría el PGS alguna restricción a la reproducción de HNH en los santuarios?

No debería permitirse la reproducción de los grandes simios que se quedan en los zoos, con objeto de evitar que ese tipo de vida se perpetúe en las siguientes generaciones. No obstante, si podría permitirse la procreación en los santuarios que sean lo suficientemente grandes como para proporcionar un alto grado de libertad.

Aceptamos que sea posible para algunos gorilas, orangutanes, bonobos o chimpancés, el vivir en libertad fuera de sus áreas tradicionales. Esto puede ser verdad, por ejemplo, en un área o santuario donde las condiciones puedan considerarse tan buenas como las de sus hábitat naturales. En estos casos, la reproducción puede ser éticamente justificable ya que así puede prevenirse la extinción de estas especies sin que los individuos se vean afectados.

Cuando una especie o subespecie de gran primate esté amenazada de extinción y haya una propuesta para el mantenimiento de una población a partir individuos  criados en cautividad, organizaremos una campaña de recogida de fondos con los que mejorar al máximo los santuarios dedicados a tal fin.

Inicio

 

3.5 ¿Se vigilaría a los HNH en estado salvaje para evitar que se dañen unos a otros?

No somos partidarios de la vigilancia de los grandes simios en libertad, ya que ello sería una intervención inaceptable en sus vidas. Lo cual no excluye intervenciones ocasionales para resolver situaciones concretas.

Inicio

 

3.6 ¿Como concibe el PGS los "territorios protegidos" mencionados en la Declaración?

Los humanos no tenemos un prerrogativa moral por la que tenga que ser nuestra la totalidad de la superficie terrestre. En los "territorios protegidos" los derechos de los simios, y quizás de otros animales, no deben someterse por más tiempo a los intereses humanos.

Hay una considerable experiencia histórica acerca de la acción protectora de las Naciones Unidas sobre regiones humanas no autónomas, conocidas como Territorios a Cargo de las Naciones Unidas (United Nations Trust Territories). Sería a un cuerpo internacional de esta índole al que se le encomendaría el primer territorio independiente para seres no humanos.

Inicio

 

3.7 ¿Apoya el PGS la reintroducción de HNH en sus hábitats naturales?

Sí, siempre que la reintroducción sea de interés para los individuos involucrados.

Inicio

 

3.8 ¿Cual es la actitud del PGS frente a la enseñanza de habilidades del lenguaje humano a los HNH?

Algunos gorilas, chimpancés, bonobos y orangutanes han aprendido a utilizar los signos del lenguaje y puede seguir interesándoles continuar comunicándose por signos. El aprendizaje voluntario de los signos del lenguaje en los santuarios puede ser beneficioso, al menos incrementando la comunicación entre especies. Esto solo tendría sentido cuando suponga una ventaja clara para los propios homínidos no humanos, y si se puede garantizar que más tarde no serán privados de la posibilidad de comunicarse por medio del lenguaje de signos.

En cambio, enseñar el lenguaje de signos a los grandes simios en sus lugares naturales, generalmente supondría una indeseable interferencia humana en sus vidas.

Inicio

 

3.9 ¿Cual es la postura del Proyecto respecto a la utilización de HNH en la publicidad?

Las normas morales sobre protección de los seres humanos más vulnerables, deberían aplicarse también a nuestros compañeros los grandes simios. A esto debe añadir el estrés que les provoca el llevárselos lejos de los demás, lejos de su entorno familiar, a un entorno extraño.

Retratarlos como "caricaturas" humanas, es otra forma de explotación de la que son objeto. Se les imponen valores humanos y se les trata como objetos.

Ellos poseen cultura propia y cualidades individuales que han sido ignoradas durante demasiado tiempo. Merecen ser reconocidos como individuos con su propia personalidad.

Inicio

 

3.10 ¿Como se deberían defender los intereses individuales de los HNH?

Ante la dificultad para que los chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes defiendan sus propios intereses, dentro de la comunidad de iguales, proponemos que crear protectores de sus intereses y derechos; del mismo modo en que se defienden los de los miembros de nuestra especie; ya sea por su  juventud o por sus discapacidades intelectuales.

Ante cualquier decisión que afectara a los intereses de los otros grandes simios, un protector o abogado que no entre en conflicto de intereses con ellos y tenga suficiente experiencia para representarles y hablar en su nombre.

Inicio

 

3.11 ¿No es una contradicción reclamar 'derechos humanos' para los homínidos no humanos?

Actualmente, solo los humanos gozamos del derecho a la vida, protección de la libertad individual y prohibición de la tortura, reconocidos en las leyes y en convenios internacionales. Por tanto, solo existen "derechos humanos", lo cual no implica que éstos se puedan extender a otras especies.

La petición de que los "derechos humanos" se extiendan a todos los grandes simios los convertiría en "derechos de los grandes simios".

Decir que los humanos tenemos "derechos humanos", no implica necesariamente que todos los humanos seamos iguales. Y con esto, tampoco estamos diciendo que los grandes simios sean humanos. Ellos son extraordinarios, individuos complejos, indiferentes al título que los humanos les apliquen. Sin embargo, decimos que ambos, grandes simios humanos y no humanos, como individuos, cada uno a su manera, merecen el beneficio de la protección de sus derechos morales fundamentales, los cuales, hasta hoy, se han venido considerando exclusivamente como derechos de los humanos.

El concepto de derechos humanos ha tenido mucho éxito. Ha supuesto una definición clara del trato moral mínimo que los humanos podemos esperar. Ha venido a ser la base de muchos debates a cerca de como los humanos deberíamos o no deberíamos ser tratados. Una vez los humanos reconozcan que ellos no son los únicos seres cuyo mundo y experiencias son importantes, ya no habrá ninguna razón para que las mismas consideraciones se apliquen fuera del dominio de los humanos.

Inicio

 

3.12 ¿No deberíamos intentar primero que los derechos de todos los humanos sean respetados?

La gente, a veces, se queja de que nosotros pretendemos la ampliación de nuestros derechos al resto de los homínidos, cuando aún hay humanos sin sus derechos reconocidos. Está claro que sería bueno que se respetaran los derechos de todos los humanos, en esto estamos de acuerdo. Pero nosotros vamos más allá de la idea de que los grandes simios solo tendrán sus derechos reconocidos cuando todos los todos los humanos los tengan ya. Un retraso de este tipo sería tan poco razonable, como el retrasar los derechos de un determinado grupo de humanos hasta que los derechos de un grupo privilegiado los tuviera reconocidos. Nuestros compañeros homínidos podrían beneficiarse de una legislación que reconociera que ellos también merecen estos derechos básicos. Dados los resultados probados del paradigma de los "derechos humanos", ¿como puede alguien rechazar aún su extensión a criaturas no humanas?.

Es extraño pensar que la protección de la vida, la libertad y la no tortura es esencial solo para los humanos. Si observamos los actos y comunicaciones de otras especies, en éste caso de nuestros compañeros los primates, vemos que:

  1. Realizan enormes esfuerzos para preservar sus vidas,
  2. corren, se enfrentan y luchan por su libertad, y
  3. hacen lo posible para evitar que les inflijan daño alguno.

Entonces, ¿porqué no deben ser protegidos?

Así, si observamos el trato que los humanos damos a los homínidos no humanos, cazándolos y matándolos, encarcelándolos y maltratándolos, destruyendo sus hábitats y fuentes de alimentación, veremos los grandes beneficios que obtendrían si las leyes les garantizasen poder vivir libres de la interferencia humana, y libres del daño físico, mental y emocional que los humanos les han dispensado durante demasiado tiempo.

Inicio

 

3.13 ¿Como pueden ser 'personas' los otros homínidos?

Los humanos que pasan mucho tiempo con los otros grandes simios, incluyendo los que han contribuido en el libro "El Proyecto Gran Simio", a menudo los ven como personas. Reconocen que orangutanes, gorilas, chimpancés y bonobos son individuos con sus propias historias personales (biografías) basadas en su experiencia y su asimilación de esas experiencias dentro de su punto de vista personal del mundo.

"Persona" es un término peculiar. Aunque es utilizado con el mismo significado de "ser humano". La palabra "persona" tiene origen latino; y se refería a la máscara que llevaban los actores en los dramas clásicos. El llevar la máscara, para los actores, significaba que estaban actuando. Más tarde "persona" vino a significar uno que juega su papel en la vida, uno que representa. También se usó en teología para referirse a seres que no son humanos, por ejemplo, "las tres personas de la Trinidad".

De acuerdo con el diccionario Oxford, uno de los significados actuales de la palabra "persona" es: "ser consciente de si mismo o racional". Este significado tiene precedentes filosóficos impecables. El filósofo del siglo XVII, John Locke define a la persona como "ser pensante inteligente que posee capacidad para el raciocinio y la reflexión, y puede considerarse a sí mismo como sí mismo, pudiendo plantearse la misma cuestión en diferentes lugares y tiempos" (Essay Concerning Human (Ensayo perteneciente al Conocimiento Humano), libro II, capítulo 9, párrafo 29).

Persona, también es un término que confiere valor. Desde que se refiere a la posesión de características que generalmente son vistas como moralmente relevantes, como la racionalidad y la autoconsciencia, es utilizado para atribuir propiedades morales, como derechos o deberes, y frecuentemente el derecho a la vida, a los seres así denominados. Por ejemplo, en derecho, una corporación puede ser una persona.

Por tanto, la causa colectiva para garantizar el estatus de persona a los chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes presentada en el Proyecto Gran Simio tiene el soporte de una fuerte tradición filosófica para pedir su inclusión en la comunidad de iguales.

Ser una persona es lo contrario de ser una cosa o una propiedad.

Todo lo que sabemos acerca de las características de los grandes simios es suficiente para concederles el estatus de personas según la definición del término en la filosofía tradicional. Esto significa un cambio radical de su actual estatus de propiedad hacia este nuevo estatus moral y legal, lo que además requiere que se les garanticen la protección y los derechos necesarios para ello.

Inicio

 

Sección 4: Objeciones

4.1 ¿No estamos siendo especistas en favor de cinco especies en vez de serlo de una?

Esta objeción pone de relieve que, puesto que únicamente se centra en nuestros compañeros los grandes simios, el Proyecto Gran Simio continúa siendo antropocéntrico y, por tanto, especista en su actitud. Las razones morales y prácticas que hay detrás de éste enfoque son las siguientes:

El Proyecto Gran Simio busca establecer unos "ciertos principios o derechos morales básicos" para los grandes simios no humanos; son proteger la vida, la libertad y garantizar la no tortura. La idea de que estos principios o derechos deben aplicarse exclusivamente a los miembros de la especie Homo sapiens, constituye lo que se ha llamado "barrera de especie". Esta es una noción artificial y moralmente equivocada desde el principio. La barrera de especies es un poderoso elemento en el pensamiento religioso y secular, y es el responsable del sufrimiento infligido por los humanos a los otros animales.

El Proyecto Gran Simio no está buscando simplemente mover la barrera de especies para colocarla en otro sitio, sino acabar con ella. Esto permitiría que las decisiones morales se tomaran basándonos en argumentos válidos y no en razones irrelevantes como la pertenencia a una u otra especie.

El Proyecto Gran Simio defiende la inclusión de nuestros compañeros homínidos en la "comunidad de iguales", no porque sean muy semejantes a nosotros, sino porque poseen varias características que son moralmente relevantes.. Estas características, como su compleja vida emocional, estrechos lazos familiares y sociales, y conciencia de sí mismos, tienen un peso moral importante, no porque muchos humanos también las posean, sino porque son moralmente relevantes en sí mismas.

Las necesidades e intereses individuales que se desprenden de estas características, son ignoradas y arrogantemente denegadas por los sistemas éticos y legales de los humanos. De hecho, los primates no humanos son usados comúnmente como instrumentos, herramientas y propiedades de los humanos. El Proyecto está comprometido a remediar esta ceguera moral, lo que precisa el reconocimiento de los intereses de estos grandes primates obligados a vivir en cautividad por imposición humana, así como de los afortunados que todavía viven en libertad, relativamente libres de la dominación humana, y cuya mayor necesidad es simplemente vivir solos y a su manera.

Pero, ¿por que solo los grandes simios?. Pues porque necesitamos empezar por algún sitio, y con los homínidos no humanos, la irrefutable evidencia científica está a nuestro alcance hoy en ida para poner de manifiesto que son individuos complejos con intereses complejos. Por lo tanto, en el caso de los otros grandes simios, la arraigada costumbre de la exclusividad humana, puede ser puesta en duda con argumentos específicos y demostrables científicamente. Muchos de estos argumentos son expuestos por científicos, filósofos y otros eruditos incluidos en el libro que ha lanzado el Proyecto Gran Simio.

El Proyecto se centra en los grandes simios, no porque sean los únicos animales dignos de consideración moral, sino por que tienen una rica individualidad, combinada con una terrible situación, que hace de ellos uno de los casos más obvios para cambiar la pretensión de que pertenecer a la especie humana es la única condición para alcanzar el reconocimiento moral. Como dice la Declaración de los Grandes Simios "Alguno de nosotros, sin duda hablando individualmente, también pretendemos extender la comunidad de iguales a muchas otras especies...", pero el Proyecto, viéndose a sí mismo como un nexo entre la teoría y la práctica, no puede ignorar la especial estructura y mecanismos del mundo real, si pretende realizar progresos morales eficaces.

Es esencial para el Proyecto no recortar su compromiso de alcanzar lo que solicita (estamos pidiendo los tres derechos básicos que todo ser humano posee). Precisamente por esa razón limitamos en número de sujetos para los cuales reclamamos estas pretensiones. Ello nos ha llevado a cambiar la tradicional actitud de reclamar un poco para muchos, por la de solicitar todo lo posible para unos pocos. Esta meta, que es más revolucionaria que reformista en el ámbito de la naturaleza, establecerá un precedente para muchos otros animales, de modo que, tanto si un animal es incluido inmediatamente en la comunidad de iguales como si no, romper la rigidez de la distinción entre "nosotros" y "ellos" traerá beneficios para todos.

Esta es la razón por la que el PGS pretende cambiar las ideas actuales, formadas a partir de una mentalidad humana sesgada y llena de prejuicios. En este sentido, los homínidos no humanos serán la vanguardia para otros seres oprimidos.

Inicio

 

4.2 ¿Derechos sin responsabilidades?

En repetidas ocasiones se ha objetado que los homínidos no humanos no pueden tener derechos porque no pueden asumir las obligaciones y responsabilidades que éstos conllevan.

Sin embargo, muchos humanos tienen derechos sin responsabilidades. Yo no tengo una responsabilidad moral sobre los niños por que estos puedan tenerla sobre mi, sino por que se o doy por sentado de las mentes y sentimientos de los niños. Si alguien se cae en la calle y se hace daño, yo no le ayudaré solo porque espere que esa persona haga algo por mi, sino porque su situación requiere mi ayuda. Si un perro se lastima, esperamos que los presentes le ayuden si pueden, sin pensar en si el perro puede devolverles el favor. Por lo tanto, las responsabilidades no son la base para tener derechos, ni los derechos son la base para tener responsabilidades. No son los derechos los que conllevan responsabilidad moral, sino el poder, combinado con la capacidad de poder escoger.

Es nuestro poder para influir sobre los otros grandes primates, lo que nos hace tener la responsabilidad de tratarlos justamente. La razón de que estemos considerando como hemos de tratarlos es que nosotros los hemos introducido dentro de la esfera de nuestra existencia, hemos intervenido en su mundo y, por tanto, tenemos la responsabilidad de tratarlos de acuerdo con sus necesidades e intereses, independientemente de su capacidad para ayudarnos a nosotros como contrapartida.

Del mismo modo, podemos cuestionarnos si, en un sistema que solo confieren derechos cuando hay responsabilidades, existe lugar para el altruismo que tanto se valora en las distintas culturas.

Inicio

 

4.3 ¡Los estáis antropomorfizando!

Antropoformizar es el error de atribuir cualidades humanas a los no humanos. Así, quienes ven en los simios no humanos características comunes con nosotros, son acusados muchas veces de antropomorfismo.

La primera cuestión que habría que tener en cuenta es: ¿Se encuentran estas características solo en los humanos, o también están presentes en los otros grandes simios?. Si una característica se encuentra en los humanos y no en los otros grandes simios, entonces su atribución a los no humanos es antropomorfismo. Pero si la característica está presente en los otros grandes simios, su atribución no es antropomorfismo, sino realismo.

Inicio

 

4.4 ¡Garantizar los derechos de los homínidos no humanos degrada a los humanos!

Muchos humanos sienten un gran respeto y cariño hacia el resto de los homínidos, pero incluso estos dudan en recoger esta actitud en las leyes. Es como si sintiesen que ello podría rebajar la condición humana.

Al incluir en la legislación los derechos básicos de todos los grandes simios, tanto humanos como no humanos, no se está mermando la condición humana, si no que se está equiparando la situación moral del resto de los grandes simios a la que actualmente se otorga a los humanos. Este propósito solo puede ser degradante para aquellos que sostienen que nuestros compañeros, los grandes simios, son moralmente inferiores, lo que precisamente el Proyecto Gran Simio ha demostrado que es falso.

Los humanos merecen respeto por sus propias características. Esta condición no crecerá ni disminuirá por el hecho de reconocer las cualidades de otras criaturas. (La altura, localización y naturaleza del monte Everest no se ve afectadas por el hecho de tomar medidas de otras montañas. Incluso el descubrimiento de una montaña más alta no rebajaría la altura del Everest ni lo haría más fácil de ascender).

Además, la propia experiencia nos indica que el respeto y el cariño no son recursos finitos. Lejos de ello, la cantidad de respeto y cariño en el mundo puede verse incrementados sin reducir la cantidad que pueda corresponder a los humanos.

El punto de vista que sitúa a los humanos en competición con otros animales por el respeto a sus derechos, al mismo tiempo asume que los hombres representan algo distante a su entorno natural, y que de algún modo saldremos si se aumenta el valor que se le da al resto de la naturaleza. Todo ello cuando, muy en particular los que vivimos en sociedades industrializadas, hemos comenzado a descubrir hasta que punto y en que medida dependemos del resto de la natura (cosa que nunca han olvidado otras sociedades).

Existe un principio de continuidad que nos liga al resto de los seres vivos. Ignorar esta conexión constituye una amenaza real para la supervivencia y la dignidad de muchos animales, entre ellos, los humanos.

Inicio

 

4.5 ¿De que sirven estos debates intelectuales si gorilas, chimpancés, bonobos y orangutanes están siendo asesinados todos los días?

Hay una estrecha relación entre la ética y la práctica, siendo muy difícil que se de la una sin la otra.

Se valora el pensamiento ético por las implicaciones prácticas que tiene. Si resultan efectivos los argumentos éticos del Proyecto, se llevarán a la práctica en la manera en como tratar a los grandes simios, a los humanos o a otros seres.

La mayoría de las actuaciones humanas implican la asunción de los preceptos éticos que les concierne. En este sentido, casi cualquier actuación cuenta con un componente ético-teórico.

El Proyecto Gran Simio pretende cambiar la asunción ética que establecemos frente a lo que podemos o no podemos hacer con nuestros iguales, los homínidos. Este cambio supone importantes implicaciones prácticas, que no llegarán a producirse a no ser que primero modifiquemos nuestros parámetros éticos.

Algunos éxitos prácticos:

El proyecto Gran Simio inspiró el programa de American ABC para Booee, un chimpancé que había pasado 14 años en un laboratorio subterráneo pero que aún recordaba a Roger Fouts, quien le había enseñado el lenguaje de signos muchos años antes. El programa sirvió para liberar a Booee y 8 chimpancés más del mismo laboratorio y trasladarlos al santuario de California donde ahora se encuentran.

Nuestro coordinador en Taiwan ha trabajado para el rescate de orangutanes huérfanos abandonados, importados desde Borneo como animales de compañía, que a menudo son encerrados en crueles condiciones cuando crecen y su fuerza es excesiva para poder mantenerlos en casa.

El Proyecto Gran Simio promovió la realización y la emisión del The Great Ape Trial (el Juicio Gran Simio) en la televisión del Reino Unido, donde un distinguido jurado independiente votó que debía cambiarse la ley para conceder a nuestros parientes vivos más cercanos, los chimpancés, los gorilas y los orangutanes, el derecho a la vida a la libertad y el derecho a la no tortura.

Ayudamos a dar a conocer al público americano la extendida caza ilegal de chimpancés y gorilas en África, para ser vendidos como un caro lujo, que es la mayor amenaza para la supervivencia de poblaciones salvajes de grandes simios.

Inicio

 

4.6 ¿Qué tienen que ver las habilidades intelectuales y del lenguaje con las consideraciones morales?

Podemos basarnos en la posesión de diferentes formas de 'inteligencia' como la capacidad para planificar el futuro, la capacidad para comprender diferentes tipos de cultura, y muchas otras, para otorgar ciertos derechos, y los que poseen esas cualidades se merecen una consideración moral gracias a ese hecho, pero, entre humanos, la posesión de esas cualidades no se toma como razón para poseer derechos superiores al resto. Muchos derechos humanos se atribuyen sin tener en cuenta las habilidades o inteligencia de quien las posee.

Incluso para los que consideran la inteligencia superior, la capacidad para tomar decisiones morales, para planificar el futuro, etc., como cualidades que proporcionan un interés especial y unas necesidades que deben ser protegidas otorgándoles ciertos privilegios, ello no quiere decir que tengan el derecho a dominar, explotar o interferir en la vida de otros que no poseen esas cualidades. De otro modo, escuchar a Bach o planificar el tener una vida rica podría dar el derecho a esclavizar humanos que no pudieran llevar a cabo tales actividades mentales.

Por tanto, las consideraciones morales, no pueden basarse en una única característica ya que distintos individuos también poseen diferentes cualidades moralmente relevantes, si no que es necesario analizar cada individuo, considerar como es, cuales son sus intereses y necesidades, y respetárselos.

Inicio

 

4.7 ¿Que importancia tiene el parecido entre primates humanos y no humanos?

Del mismo modo en que cambios en la situación de los grandes simios no humanos pueden repercutir sobre otros animales, la inmensa cantidad de trabajo que se ha llevado a cabo para el establecimiento de las normas éticas humanas también puede repercutir sobre otros animales, y especialmente sobre el resto de grandes simios.

La tradicional distinción que los humanos han establecido entre ellos mismos y el resto de animales ha sido exagerada. Esta exageración es la fuente de la diferencia radical entre el trato proporcionado a los humanos y los no humanos.

El Proyecto Gran Simio pretende romper la barrera entre especies tanto desde dentro como desde fuera. Queremos extender el circulo moral de los valores éticos más allá de lo exclusivamente humano, pero también queremos demostrar que con las estrechas premisas actuales, hay animales que poseen cualidades para ser incluidos en la comunidad moral. Muchos humanos niegan a sus parientes los grandes simios los derechos y el respeto de sus intereses alegando, entre otras razones, que estos otros grandes simios carecen de cualidades como la inteligencia, la conciencia de si mismos, emociones y una significativa sensibilidad al sufrimiento, lo cual debería ser tenido en cuenta en cualquier sistema ético justo. Estos defienden que "ellos no son como nosotros".

Recientes investigaciones ya han demostrado que los grandes simios no humanos poseen varias cualidades y habilidades que hasta el momento se había pensado que únicamente pertenecían a los humanos. Estas son: la autoconciencia, las habilidades para el lenguaje, el uso de herramientas, la resolución de problemas y la planificación del futuro, el recuerdo de otros individuos, vidas ricas en emociones y relaciones, inteligencia y sensibilidad.

Por tanto, una importante parte del discurso del Proyecto Gran Simio se ha dedicado a dar a conocer que las diferencias entre los grandes simios humanos y no humanos se habían exagerado con objeto de hacer parecer aún mayor el abismo que nos separa. Esto debe ser dicho, en primer lugar, para hacer justicia a la verdadera naturaleza del resto de grandes simios y, además, para refutar las razones que se esgrimen para justificar el trato que se les da como objetos insensibles y simples mercancías.

Defender su semejanza con los humanos es una forma de contrarrestar el prejuicio humano hacia el resto de simios, más que una tentativa por defender que el resto de grandes simios son humanos, ya que estos se merecen respeto y un trato justo por si mismos, sin necesidad de considerar su parecido con los seres humanos.

El hecho de que algunos de los otros grandes simios, y muchos otros animales, tengan algunas capacidades iguales o superiores a las humanas es un duro golpe psicológico para el engreimiento humano. Con ello no pretendemos justificar el chovinismo humano, sino demostrar que es injustificable y que incluso el envanecimiento humano debe, lógicamente, admitir los derechos del resto de grandes simios.

El argumento de la similitud con los humanos no radica en la humanidad de las cualidades en cuestión. Los humanos poseen derechos e intereses que deben ser respetados debido a sus cualidades específicas, la capacidad de sentir dolor, etc., y no porque sean humanos. Estas mismas razones son aplicables al resto de grandes simios.

La utilización de este argumento permite simplificar, pudiéndose establecer consideraciones sobre grandes campos de la ética de forma lógica, como la siguiente:

  1. Los humanos poseen derechos e intereses que deben ser respetados.
  2. La moral aplicada a los grandes simios no humanos se asemeja a la humana en muchos aspectos.
  3. Por tanto, hasta donde los grandes simios humanos y no humanos son semejantes, los grandes simios no humanos tienen derechos e intereses que deben ser respetados.

Así se obtiene una simple y clara aproximación que evita el largo y complejo proceso para el establecimiento de bases filosóficas, y que igualmente son aceptadas por la gente.

Este argumento no aborda situaciones en las que los otros grandes simios requieren una mayor consideración. Por ejemplo, para los individuos que son llevados lejos de su entorno familiar, lejos de los otros miembros de su comunidad, o cuyo hogar natural es degradado de algún modo, son propensos a padecer un gran estrés tal y como les sucedería a muchos humanos en similares condiciones.

A pesar de que el destino y la condición de los grandes simios, los humanos y otros seres, no debe estar condicionado a lo que "nosotros" sabemos de "ellos", a la práctica, la discusión suele conducirse hacia este cauce. Las grandes semejanzas entre los grandes simios humanos y no humanos ponen de manifiesto que nosotros conocemos más sobre sus sentimientos, lo que piensan y otras características de lo que conocemos en otras especies, por tanto, gracias a las muchas características que poseemos en común, podemos estar seguros de como son.

Inicio

 

Sección 5: Información Adicional

5.1 ¿Quien apoya la Declaración de los Grandes Simios?

El Proyecto Gran Simio ha recibido el apoyo de muchas entidades y particulares de unos 30 países en todo el mundo: Alemania, Arabia Saudí, Australia, Austria, Bélgica, Brunei, Canadá, Chile, Dinamarca, Ecuador, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Hong Kong, Hungría, India, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Kenia, Nueva Zelanda, Noruega, Omán, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Taiwán, Tanzania y Uganda.

Inicio

 

5.2 ¿Quien se opone al Proyecto y porqué?

La principal oposición procede de aquellos grupos o individuos que esperan continuar beneficiándose de la actual condición de objeto que se les da al resto de grandes simios, como algunos sectores de la comunidad científica, instituciones o personas dedicadas a la investigación, directores de zoos, etc. En particular, aquellos que utilizan a los grandes simios por beneficio personal o alegando un beneficio para la humanidad.

Existe un sector de la oposición que se basa en razones ideológicas. Estas razones van desde posiciones teológicas, que ven al hombre como único ser hecho a imagen de Dios y, por tanto, en la cima de la creación, hasta versiones más seculares de esta tradición, que sostienen el típico argumento humanista según el cual todos los humanos poseen una dignidad o valor especial que no comparten con ningún otro ser.

Inicio

 

6. Apoyo al Proyecto Gran Simio.

6.1 Quiero ayudar.

Hazte socio/socia del Proyecto Gran Simio.

Visita la página el PGS y Tu, allí encontrarás muchas formas.

Ponte en contacto con nosotros.

Inicio

 

6.2 ¿Como puedo saber más?

Puedes obtener una amplia información en el libro, "El Proyecto Gran Simio. La igualdad más allá de la humanidad", de Paola Cavalieri y Peter Singer (Editorial Trotta. ISBN: 84-8164-196-0. Madrid 1998).

Ponte en contacto con nosotros.

Inicio

 

6.3 ¿Donde puedo contactar con el Proyecto Gran Simio?

Proyecto Gran Simio - España
Tres Cantos (Sector Islas 31, 4ºA - 28760 - TRES CANTOS)
info@proyectogransimio.org
Madrid 918 046 962  -  965 227 114
Alicante 965 227 114

Inicio

PGS Alemania

PGS Alemania

PGS Argentina

GAP - Argentína

PGS Brasil

GAP/PGS - Brasil

PGS - CHILE
PGS Chile

PGS Costa de Marfil

PGS Côte d'Ivoire

PGS México

PGS México

GAP Uruguay
PGS Uruguay

Boletín novedades

Gabinete de prensa

GABINETE DE PRENSA

Evolución cráneos

PARENTESCO CERCANO

Reflexiones de un primate

 

Grandes Simios, Patrimonio de la Humanidad

Informe 2016

INFORME GRANDES SIMIOS

Fundación Medioambiental

Alnilam

Fundación Phi


null


null

Jeff McCurry

Fotógrafo de Naturaleza

Okologie

Proyecto Gran Simio - España