Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales
Entrar
Usted está aquí: Inicio RESCATES Lulu, Lucas y Kiko

Lulu, Lucas y Kiko

Lulú, Lucas y Kiko, los chimpancés de Canarias; nuestro primer rescate.

2004. Tres meses de duro trabajo ha supuesto el rescate de los tres chimpas que han llegado desde Canarias a un centro de acogida de primates en Madrid. Todo comenzó un día en que recibimos la llamada de Paco González, un activista del Grupo Ecologista Ben Magec, en la que nos informaba de la delicada situación en la que se encontraba la chimpancé Lulú, encerrada en una pajarera de un parque público de la localidad de Telde, en Las Palmas de Gran Canarias. Situación que se agravó con la muerte de su compañero. Desde entonces la conocíamos como "La viuda de Telde".

Lulú en su primera jaula.Por aquél entonces nuestra asociación empezaba a funcionar y nuestra capacidad de rescate era nula. Así que realizamos una llamada de auxilio a diversas organizaciones internacionales sin ningún resultado. Afortunadamente, el revuelo provocado en la prensa, tanto por nosotros como por Ben Magec, consiguió que el Ayuntamiento le construyera una jaula más grande. Más tarde se incorporó Lucas, un joven macho incautado por las autoridades a un traficante.

Los años pasaron sin tener más noticias de la pareja. Y hace cuatro meses, aproximadamente, Paco nos alertó de que el cambio de recinto no había supuesto mejora alguna: Estaba triste, se pasaba las horas mirando al vacío, y en el momento más inesperado se enfurecía y rompía los cristales. Y es que nunca estaban tranquilos: los visitantes del parque no paraban de golpear los cristales y de arrojarles cosas. Por las noches, grupos musicales hacían fiestas hasta altas horas de la madrugada; situación que les producía un estrés que podía acabar con sus vidas.

Ante este nuevo llamamiento desesperado, y sin dejar lo que estábamos haciendo (no podemos permitírnoslo) nos pusimos en marcha para poner solución al problema.

En pleno trabajo, y por si no teníamos suficiente, el SEPRONA de Las Palmas nos dijo que había otro chimpancé, llamado Kiko, encadenado en una cueva, en unas condiciones inhumanas; peor que los de Lulú y Lucas en las segundas instalaciones.Telde. Desde el primer momento, acordamos, junto al SEPRONA, el mantener oculto el rescate de Kiko, para evitar que el "dueño" se enterara y pudiera hacerle desaparecer.

A partir de entonces empezó el calvario de llamadas, de conversaciones con los medios de comunicación, de notas de prensa, de movimiento social. Desde el primer momento tuvimos en Gaumet, redactor destacado en Telde de Canarias7, un amigo de los chimpas y un colaborador entusiasmado del PGS. Gaumet supo llegar al público y movilizó a muchísima gente.

Se pusieron carteles en todo Telde, con la colaboración de los grupos ecologistas Turcón y Ben Magec Desde nuestra página WEB y listas de socios y simpatizante, lanzamos igualmente un llamamiento. Kiko en la cueva donde estaba preso.Televisión Española entrevistó a Paco González. Canarias7 nos apoyó en todo momento. Hubo algún medio que quiso, de una forma sutil, boicotear la operación. El Ayuntamiento no quería pagar la factura y mantuvo conversaciones, por su cuenta, con Loro Parque en Tenerife, para trasladarlos allí.

A los tres días de puesta en marcha la campaña, la Secretaría de Comercio Exterior del Ministerio de Turismo y Comercio, nos comunicaba que la totalidad de la factura correría a cargo de ellos. Inmediatamente se suspendió la campaña dando las gracias a todos los participantes en la misma y comunicándoles que el dinero recaudado hasta el momento sería empleado para futuros rescates. Habíamos conseguido mediante nuestras notas de prensa y la colaboración de Turcón y Ben Magec, llamar la atención de todos los medios de comunicación locales. Lulú y Lucas se convirtieron en los los chimpancés más famosos de Canarias.

El SEPRONA, en todo momento, se comportó genialmente, con un servicio admirable.

En un colegio, una profesora llamada Amalia, quiso implicar a sus alumnos en el rescate de Lulú e hicieron dibujos y trabajos encaminados a ello, en la protección del hábitat de los grandes simios. Hasta un día, la clase fue a verlos dentro de las actividades escolares y les llevaron a Lulú los dibujos. En todos ellos, Lulú y Lucas eran pintados en libertad, sin barrotes, sin jaula.

LogoIberiaCargo.jpgAl poco tiempo, el Jefe de Cargas de Iberia en Las Palmas, nos comunica que el viaje de los chimpancés a Madrid junto con los dos veterinarios será gratis. Iberia los trasladaría en un avión de carga especial para ellos. Las cosas no podían ir mejor. Mientras tanto, Lulú rompía nuevamente los cristales de la jaula, algo que costaba al ayuntamiento 1000 euros de su reparación y no quisieron participar en el apoyo financiero al principio de esta historia.

rescatecan4.jpgMientras realizábamos todo este trabajo descubrimos un intento de que los chimpancés se quedaran en las islas. Empresas con ánimo de lucro que hasta entonces no se habían interesado por estos primates quisieron aprovechar la fama que estaban alcanzando, para encauzarlas hacia su negocio. El propio Alcalde de Telde solicitó, sin permiso del CATICE ni de Aduanas, un presupuesto para trasladar a los chimpancés a Loro Parque, en Tenerife. Esta noticia fue recogida por el periódico Provincias, un medio que, desde el principio y de forma poco ortodoxa, puso trabas al traslado de Lulú y Lucas. En tres ocasiones, Las Provincias / Diario de las Palmas (días 9, 11 y 12), informa sobre las conversaciones que mantiene el Alcalde con Loro Parque, con estos titulares: "Lulú y Lucas podrían ser entregados a Loro Parque", "Loro Parque dispone de 800 metros cuadrados para chimpancés", "Valido pide presupuesto a Loro Parque para llevar allí rescatecan5.jpga los monos". Ante esto, se ve perfectamente una clara maniobra, por parte del Ayuntamiento, para facilitar los chimpancés a Loro Parque.

Pero aquí no acaba todo. De nuevo el periódico Las Provincias, para continuar la polémica y seguir creando confusión, el 21 de abril publica el titular: "Lucas es mío". En el mismo, un señor dice textualmente que "compró el primate en Ghana con tres semanas y lo dejó en San Juan para que acompañara a Lulú". Es decir: confiesa públicamente un acto ilícito recogido en el Código Penal, como tráfico de especies , ya que el chimpancé se encuentra en el apéndice I del CITES. Precisamente, por este motivo, hace 8 años, el SEPRONA levantó un acta de aprehensión a la Ley de Contrabando por su tenencia y quedó depositado bajo sus cuidados, porque no existía en Los chimpancés ya están en el avión.ese momento, ningún lugar para trasladarlo.

Pero no acaban aquí los problemas. El mismo día (24 de mayo) en que los veterinarios encargados del transporte llegan a Telde; y cuando lo tienen todo preparado, de Madrid llega una orden de paralización de la operación "hasta que no se tengan pruebas de que los chimpancés se encuentran bien". Así que, ese mismo día sacan la sangre para analizarlas y hay que esperar quince días, al menos, hasta tener los resultados. ¿A caso la cuarentena no se podría haber realizado en el centro de acogida de primates en Madrid? ¿Quién o quienes tomaron esta decisión que se podía haber tomado días antes, sin tener que esperar hasta el último momento? ¿A quién le interesaba que esto ocurriera? ¿Por qué un cargo del Ayuntamiento ya sabía que no habría autorización para la entrada a Madrid? ¿Por Los chimpancés llegan a Madridqué no se informó a los veterinarios días antes de la negativa de la entrada a Madrid de los chimpancés? ¿Fue una decisión de última hora?.  Muchas preguntas a las que quisiéramos encontrar respuestas.

Mientras tanto, Lulú seguía igual de depresiva y Lucas cada vez más nervioso a causa del revuelo y la inesperada intervención veterinaria.

Al cabo de diez días, los veterinarios regresaron con los resultados favorables de la analítica. Por la tarde miembros del SEPRONA suben hasta San Mateo para buscar a Kiko. Allí estaba, en su cueva. En las fotos podéis ver detalles del rescate que, afortunadamente culminó con éxito, sin ningún otro problema.

Cuando intentaron dar una magdalena, a Lulú y Lucas, con la dosis Lucas en el centro de rescate de Madridpara dormirles, antes de ser llevados al aeropuerto de Las Palmas, para pernoctar allí, Lucas cogió la suya para comérsela y después cogió también la de Lulú. Pese a la alta dosis, Lucas se resistía a dormir. Era consciente que le pasaba algo, que se iba de este mundo, que debía mantenerse despierto a toda costa. Se daba tortazos en la cara y cabeza, se frotaba sus miembros, sentía ya los efectos de la anestesia pero se resistía a dejarse vencer. Ante la multitud de curiosos, Lucas extendió una mano hacia los veterinarios mientras miraba a Lulú que también comenzaba a flaquear. Despacio se acercaron los dos y se unieron en un fuerte abrazo, como no queriendo partir al más allá sin compañía... Instantes después los dos caían al suelo.

El sábado, los fui a ver al centro de acogida de primates en Madrid y pude abrazarlos, sentirlos en mi mano, ver sus ojos, saber por quien habíamos estado luchando todos. Kiko fenomenal, amable, cariñoso, se cree que no es chimpa y se pone contento siempre que alguien se acerca a donde se encuentra con tal de que le haga caso. Lulú excelente, una chimpa de categoría. Ya no pasa las horas muertas mirando a un punto. Es activa, se entretiene haciendo su nido con la paja, cuidando de Lucas, abrazando a Jeni, la chimpa que va a ser su compañera. Lucas tranquilo, con ojos profundos. Le extendí la mano, me miro a los ojos y lentamente extendió la suya, me la cogió con delicadeza y sentándome en el suelo permanecimos de esta manera durante diez minutos.

El PGS EN EL MUNDO

PGS AlemaniaPGS ArgentinaPGS Brasil

PGS - CHILEPGS Costa de MarfilPGS Dinamarca

PGS MéxicoPGS Reino UnidoGAP Uruguay

Boletín novedades
Suscribir

Peggy Motsh con gorilita
PEGGY MOTSH

Gabinete de prensa

GABINETE DE PRENSA

Evolución cráneos

PARENTESCO CERCANO

Reflexiones de un primate

 

Grandes Simios, Patrimonio de la Humanidad

Informe 2016

INFORME GRANDES SIMIOS

Fundación Medioambiental

Fundación Phi

Turismo ecológico
Campanarios de Azaba
En colaboración con la
Fundación Naturaleza y Hombre

Alnilam


null

Jeff McCurry

Fotógrafo de Naturaleza

Proyecto Gran Simio - España