Usted está aquí: Inicio / COP25 - PGS / DESILUSIÓN Y TRISTEZA

DESILUSIÓN Y TRISTEZA

03/DICIEMBRE/2019.- Hoy, según advirtieron ya en el día de ayer, tocaba las informaciones de la Tierra. Es decir, presentación de informes científicos con datos exhaustivos de la evolución del cambio climático, consecuencias y niveles donde pueden llegar si seguimos sin tomar ninguna acción directa para evitarlo. Pienso, que debería ser una sesión importante y que todos los Delegados políticos tendrían que estar presentes para tomar nota de las consecuencias que podrían afectar a sus propios países y el entorno. Pues bien, la sala principal de debate medio vacía, las mesas de representaciones de instituciones y multinacionales de toda índole, vacía. La zona de observadores nombrados por la Secretaría del Cambio Climático de Naciones Unidas, vacío exceptuando varias personas y el que subscribe.

¿Es coherente esta estampa con la urgente necesidad de tomar medidas urgentes ya? Por un lado los informes nos mostraban el caos al que se dirige la Tierra, nuestro único lugar donde vivimos y por la otra tristeza al ver la soledad de una sala que debería estar completamente llena para tomar nota de lo que se nos avecina.

Y allí afuera, en esa zona azul que tanto parece atraer a las delegaciones y equipos de los países, en cada uno de sus pabellones, repletos de personas, con charlas paralelas, catering, pastas, algunas reuniones. Cientos de personas deambulando de un lado a otro mientras en la sala principal se exponían las consecuencias de nuestro derroche y olvido.

Hace treinta años, cuando los ecologistas nos manifestábamos y denunciábamos lo que venía, ni si quiera los científicos estaban de acuerdo y miraban a otro lado. Nos tenían considerados como anti-sistemas, que estábamos contra el progreso, que queríamos volver a las cavernas y no era cierto. Para los políticos éramos moscardones y la ciencia callaba sumisa a las multinacionales y gobiernos. Ya ha cambiado, tras tres décadas, la ciencia ha despertados o tal vez han sido suplidos por una corriente científica en condiciones y ahora son los políticos los que siguen mirando a otro lado, los que están sujetos por las multinacionales. Hemos llegado a un punto que tenemos lo que nos merecemos, aunque muchos hayamos intentado evitarlo.

Para más desinformación y desidia, ni si quiera se han dignado a poner traductores para seguir los informes de la Tierra.

 Los representantes civiles deberían tener un minuto o dos para exponer su parecer y sugerencia a los que tienen que decidir las medidas a tomar, pero parece que no les interesa para nada. Fuera de los 5 pabellones del IFEMA donde está incluida la zona azul o vip, como se quiera llamar, saliendo a la calle y entrando en un edificio pequeño contiguo al IFEMA, está la zona verde, la sociedad civil, los que pagan con su trabajo y dinero a los de la zona azul, donándoles un espacio que es el 10% de la otra zona, para que griten, para que rabien, para que chillen y que no les llegue esos gritos a la zona azul llena de cómodos sillones donde muchos de ellos duermen o se estiran abriendo la boca de aburrimiento. Un espacio enano, con intervenciones sin estar aisladas con el consiguiente eco barullo donde se mezclan las palabras de unos y de otros. Una zona verde donde los pueblos indígenas exponen su problemática, su situación, sus penas, sin que lleguen a los oídos de la zona vip y mucho menos a los que tienen que decidir el futuro de nuestro planeta.

Y por si fuera poco, los grandes protagonistas de la zona verde son los stands de las multinacionales como por ejemplo Iberdrola y Endesa . ¿Qué hacen acaparando un movimiento social empresas que solo buscan su beneficio y que son responsables en gran medida precisamente del Cambio Climático? ¿Acaso no es un lavado descarado de imagen? ¿Por qué se permite? Porqué muchos políticos están en sus Consejos de Dirección.  Aquí falla algo muy importante. LA VERDAD.

Hasta aquí mi crónica de hoy. 

Que cada uno saque sus propias conclusiones. Yo ya las tengo y las he querido transmitir para aquel que lo quiera entender.

Pedro Pozas Terrados

Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio

Nombrado como Observador por la Secretaría del Cambio Climático  de las Naciones Unidas.

 

Boletín novedades
Suscribir
PGSE Facebook

PGSE Facebook

PGSE CeUICN

CeUICN

Cambio Climático

Cambio Climático

Proyecto Lilungu

Lilungu.jpg

Amigos de Washoe

washoe2.jpg

Cetáceo Libre

Proyecto Cetáceo Libre

PCL Facebook

Limbe Wildlife Centre

 

Tapanuli

 

20 aniversario

 

Grandes Simios, Patrimonio de la Humanidad

 

Abriendo los Ojos

 

El PGS en el Mundo

PGS Alemania PGS Argentina PGS Brasil

PGS - CHILE PGS Costa de Marfil PGS Dinamarca

PGS México PGS Reino Unido GAP Uruguay

Israel

Peggy Motsh

Peggy Motsh con gorilita

Gabinete de prensa

Gabinete de prensa

Parentesco cercano

Evolución cráneos

Informe Grandes Simios

Informe Grandes Simios (2016)

Campanarios de Azaba

Turismo ecológico
Campanarios de Azaba
En colaboración con la
Fundación Naturaleza y Hombre

Reflexiones de un primate

 

Grandes Simios, Patrimonio de la Humanidad

 

Fundación Medioambiental

 

Fundacion Phi

 

Alnilam

 

null

 

Jeff McCurry

Fotógrafo de Naturaleza