Usted está aquí: Inicio / NOTICIAS / Últimas noticias / Juezas de Argentina apoyan una Ley de grandes simios.

Juezas de Argentina apoyan una Ley de grandes simios.

24/marzo/2022.- La Jueza Helena Liberatori, que declaró en sentencia firme que la Orangutana Sandra que estaba cautiva en el zoo de Buenos Aires era una "persona no humana" con derechos adquiridos y que hoy Sandra vive en un santuario de orangutanes de Estados Unidos, apoya la ley de grandes simios que está ya prevista en la normativa a desarrollar en el periodo 2022-2023 por la Dirección General de Derechos de los Animales. La sentencia salió en todas las agencias de prensa del mundo. Junto a ella, el equipo Judicial y dos juezas más, apoyan el desarrollo de la Ley de grandes simios.

APOYO la propuesta legislativa impulsada por PROYECTO GRAN SIMIO DE ESPAÑA para que exista una Ley de Grandes Simios, con quienes compartimos un parentesco genético al punto de que se les denomina “homínidos”. Ellos son los chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes.

El destino obró por una vez a favor de la orangutana Sandra haciendo que su amparo judicial se diera a trámite en el tribunal en el cual nos desempeñamos en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Hasta entonces nada sabíamos de orangutanes ni siquiera de la existencia de Sandra en el medio de la ciudad, confinada en un recinto exiguo, exhibida al público, en la cárcel de los animales no humanos que son los zoológicos aún el mejor intencionado y con atentos cuidadores. Porque lo que está equivocado es que sigamos creyendo en nuestra superioridad con relación a los animales. Un lugar que los humanos nos hemos auto conferido y que permanece incólume más allá de las evidencias científicas y los aportes de la Filosofía, en el sentido de derribar todas las excusas y justificaciones. 

Las leyes ayudan a los operadores jurídicos aunque siempre habrá que estar atentos a que sean efectivas y que no contengan excepciones que terminen por perpetuar lo que debe cambiar. Son un avance claramente. 

Es urgente cambiar el vínculo con los Animales No humanos. Debemos hacernos responsables de haberles creado las pésimas, crueles y aberrantes condiciones de vida y los sufrimientos indecibles que les provocamos. Esto no es una mera cuestión de amor o de preferencias personales sino de poner en acto valores de humanidad según los cuales no podemos decir que vivimos en sociedades democráticas conviviendo con situaciones naturalizadas de horror evitable. 

La mirada de Sandra la orangutana nos lo dijo así. 

No ha sido un mérito nuestro el final feliz de la historia de Sandra que hoy tiene un presente con congéneres -detrás de los cuales hay más historias de horror-, un sitio con árboles, uno de los cuales, al más alto, subió las primeras noches allá en Florida, USA, para dormir bajo las estrellas. El primer árbol de su vida, para ella, un animal tridimensional condenada a la bidimensionalidad humana para evitar las “fugas”.

No estuvimos solos para esta tarea de mucha incertidumbre y miedo.

Sí, mucho miedo por su vida y por fallarle como humanos una vez más.

Contamos con la ayuda de los científicos de las Universidades Nacionales de Buenos Aires y La Plata, quienes elaboraron la lista de los requerimientos objetivos que permitieran comparar los distintos lugares para trasladar a Sandrita a una vida mejor calidad. Adicionalmente, debimos aprender e investigar cuáles eran los requisitos médicos del lugar de destino, para que Sandra pudiera llegar allí aventando cualquier tipo de riesgo. Por ejemplo, se replicaron en Bs.As., los mismos estudios médicos y sanitarios que luego harían en USA ya que ante un eventual error la decisión de ese país, era la eutanasia. 

Entre tantos aprendizajes que nos ha dejado este caso, se encuentra el de comprender que cada especie tiene múltiples requerimientos propios para desarrollar sus conductas típicas. Tanto es así, que aprendimos que las necesidades varían sustancialmente incluso entre orangutanes, gorilas y chimpancés. El intenso trabajo científico de la causa judicial de Sandra así nos lo dejó muy en claro. Y una vez más, agradecemos públicamente. 

Apoyamos y sostenemos a Proyecto Gran Simio de España para que exista una ley que refleje esas necesidades. Sería un buen comienzo para la imperiosa transformación en la relación nuestra con ellos, nuestros hermanos homínidos. ¿Hermanos?, sí hermanos porque nosotros también lo somos. 

Damos con amor y entusiasmo nuestro total apoyo a este proyecto de Ley, exhortando a las autoridades a que se animen a dar este gran paso. 

Harán buena historia. 

Jueza Elena Liberatori 

Equipo Judicial Sandra (Noelia Villarino, Lucía Guaimas, María José Fernández, Juan Martín Miraldo)

Jueza María Marcela Viano Carlomagno. Jueza nacional de Primera Instancia de Argentina (17364701)

Jueza Martina Isabel Foms. Jueza FederalSan Martin Civil y Comercial y contencioso administrativo Número 2. 

En Buenos Aires, 23 de marzo de 2022

Boletín novedades

Libertad para Toti

Recogida de firmas para la Ley de Grandes Simios

Tapanuli

 

Cambio Climático

FacebookTweeterYoutubeInstagram

Parais des primate

20 aniversario

 

Limbe Wildlife Centre

 

Grandes Simios, Patrimonio de la Humanidad

 

Abriendo los Ojos

 

Proyecto Cetáceo Libre

PCL Facebook

Amigos de Washoe

washoe2.jpg

Proyecto Lilungu

Lilungu.jpg

AcroNatura

182 expeditions.jpg

Catur Viajes y Expediciones en Indonesia

catur 182.jpg

El PGS en el Mundo

PGS Alemania PGS Argentina PGS Brasil
PGS - CHILE Colombia PGS Costa de Marfil
PGS Dinamarca Israel Japón
PGS México PGS Reino Unido GAP Uruguay

Batú

Logo Corredor Biológico

Logo Tifies 182.jpg

Un Bosque para el Planeta

Gabinete de Prensa

Parentesco

Informe Grandes Simios

Informe Grandes Simios (2016)

Grandes Simios, Patrimonio de la Humanidad

 

Javier Lázaro

Reflexiones de un primate

 

Jeff McCurry

Fotógrafo de Naturaleza

 

null

 

Fundacion Phi

 

Fundación Medioambiental